fbpx

Chorizos y morcillas, como asarlos correctamente

La barbacoa y la parrilla es la celebración gastronómica por excelencia del buen tiempo, no hay quien se resista  a compartir con amigos y familiares una buena comilona al aire libre. La razón principal de que se haya convertido en un evento social cada vez más popular es su facilidad, ¡¡pero ojo!! no es lo mismo asar unas pancetas que unos chorizos o unas morcillas

Primero que nada  dejemos claro que la materia prima debe ser noble, un producto natural y con un origen y una trazabilidad controlada y responsable como la de CA L’ESPORTINERO. Y como no de animales criados con una alimentación adecuada.

Comencemos con los chorizos que se han de colocar sobre la parrilla con un calor medio y aproximadamente a un palmo de altura (20 cm) Un truco para saber si el fuego es el más adecuado es poner la palma de la mano a unos 10 cm y  aguantar 4 segundos sin quemarnos.

Los chorizos se asan  unos 20 minutos por cada lado para que salgan cocidos pero no secos y se sirven enteros o cortados en rodajas acompañados de pan del día

Las morcillas son un poco más difíciles de manipular y hay que ir con cuidado para no romperlas el procedimiento es el mismo, fuego medio igualmente pero si puede ser un poco más de distancia del fuego mejor ( 5cm más) hay que tener en cuenta que las morcillas han sido ya cocidas  y que la propuesta es calentarlas … y un poquito más.

Es conveniente también ir dándoles vueltas para que no reviente la piel y cortarlas finalmente con un cuchillo muy afilado para que no se rompan.

Son normas que hay que tener en cuenta para cada uno de los productos que vayamos a cocinar, son sencillos pero cada uno distinto al otro,  si quieres que todo salga perfecto y quedar como un máster chef, hay que aprenderslos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *