fbpx

Cómo interpretar las etiquetas de los alimentos

Estamos rodeados de instrucciones y manuales y algunos leemos normalmente multitud de libros  ¿porque no leer las etiquetas de los alimentos que compras?

Si quieres alimentarte de una manera adecuada habrá que aprender a descifrar los datos nutricionales que aparecen en los envoltorios y etiquetas de los alimentos. Saber leer la información facilitada marca una gran diferencia que podrás notar en poco tiempo en tu propio cuerpo.

Uno de los ejemplos más claros es el de cuando quieres perder peso mirar las calorías que  consumes al día y cuántas de ellas son grasas, esto lo puedes leer en la etiqueta dividiéndolo o multiplicándolo por las porciones consumidas.

Luego los nutrientes que hacen referencia a la cantidad de vitaminas y minerales  y los porcentajes diarios recomendados. El gobierno a modo de sugerencia estándar recomienda entre 2000 a 2500 calorías diarias, cada persona es un mundo y si quieres saber exactamente que es lo que necesita tu cuerpo lo mejor es acudir a un nutricionista.

Ingredientes, esta lista ubica al ingrediente por orden de carbohidratos pero esto no termina aquí. Luego tienes los etiquetados bajos en grasa, cero calorías, light, sin azúcar añadido. Pero ¿qué significan exactamente?  Por ejemplo, si dice que no contiene azúcar o es “libre” de grasas (“fat free”), quiere decir que contiene menos de 0.5 gramos de azúcar o grasa. Si dice que no contiene calorías, significa que tiene menos de 5 calorías; si indica que es “light” quiere decir que tiene 1/3 menos de calorías o un 50% menos de grasa.

No es fácil descifrar todo esto, pero lo que desde aquí nos recomiendan es que es interesante  porque nos hará mucho bien  dedicarle un poco de tiempo al aprendizaje del etiquetado para poder interpretar los datos nutricionales que nos ayudaran a comer de una manera más sana y lo que realmente nos haga falta.

La verdad, fácil fácil no es descifrar toda esta información pero no está de más dada su importancia dedicar un poco de tiempo a interpretar todos estos datos nutricionales que nos ayudaran a gestionar nuestra alimentación de una manera más saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *